COMUNICADO DE PRENSA: GRAVÍSIMO ATAQUE POLICIAL A UN COMPAÑERO

Multithumb found errors on this page:

There was a problem loading image 'images/stories/varias/tapdenuncia.jpg'
tapdenuncia.jpg

Desde nuestra organización sindical queremos hacer pública la denuncia que por estas horas estamos tramitando en la institución judicial competente ante el gravísimo ataque de la policía provincial hacia un compañero docente. Como organización consideramos pertinente preservar la identidad de la víctima, para resguardar su integridad física y psíquica en tanto se dé curso a los trámites judiciales pertinentes y por ser manifiesta voluntad del compañero agredido
De manera breve, estos fueron los hechos. El compañero es detenido por “averiguación de antecedentes”, una figura completamente ilegal. Al momento de su detención es brutalmente golpeado y recibe amenazas del tipo “sabemos que sos docente y estás haciendo paro”. El compañero permaneció 12 horas detenido, sin ningún tipo de razón y sin la posibilidad de informar acerca de su situación a nadie.
Desde que tomamos conocimiento de la situación que había sufrido nuestro compañero, estuvimos junto a él asistiéndolo con asesoramiento legal, acompañándolo a tramitar la denuncia en la fiscalía y a certificar las agresiones ante el médico forense.
Queremos repudiar de la manera más categórica el accionar de la policía y hacemos responsable al gobierno provincial por cualquier tipo de agresión que sufra algún compañero o compañera docente. Exigimos a las autoridades de la provincia que se investigue este hecho aberrante y no se les garantice la impunidad a la misma policía culpable de la muerte de nuestro compañero Carlos Fuentealba. Tenemos derecho a sospechar que en el marco de la lucha de Aten por recomposición salarial, en defensa de la Escuela Pública, en nuestro reclamo permanente por Justicia Completa, contra la impunidad consolidada en la provincia, este hecho no debe tomarse como un hecho aislado, sino como una forma de amedrentarnos.

CESE INMEDIATO DE LA REPRESIÓN Y LA PERSECUSIÓN. EL ESTADO DEBE GARANTIZAR NUESTRA INTEGRIDAD EN EL EJERCICIO LEGÍTIMO DE NUESTRAS DEMANDAS.